Brindar a las mujeres y hombres lo que cada día esperan de la Municipalidad: el mejor de los servicios, eficiente y solidario. Otorgar a los niños y niñas el derecho que tienen a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Darle a las y los jóvenes la oportunidad de disfrutar de un cantón sin el temor al asalto ni a la presión por tomar drogas o prostituirse. Queremos hacer de Alajuela, para nuestros ancianos y ancianas, una realidad de agradecimiento por sus aportes para que hoy tengamos lo que tenemos, pero que debemos RENOVAR.

Queremos transformar la ineficiencia y la indiferencia de la Administración Municipal, que no ha entendido lo que es servir al pueblo alajuelense, en energía positiva, en acción progresista y solidaria, en desarrollo mental y espiritual. Convertir nuestros impuestos en verdaderos servicios municipales.

A que el agua sea un bien para todos, permanente y bueno y no un premio que difícilmente llega aunque paguemos por él. A que nuestras calles sean mantenidas y cuidadas para bien de todos y contribuir para que existan más y mejores redes locales con el cambio de puentes para “carretas” a puentes que generen desarrollo. A crear y mantener adecuadamente aceras para el disfrute de todos. A que las aguas negras sean tratadas adecuadamente y la basura sea más un activo que una carga.

Nada nuevo vendrá de los de siempre. No veremos cosas diferentes con las mismas ideas, los mismos partidos y las mismas personas. Por eso DEBEMOS RENOVAR nuestras ideas y nuestra acción; cambiar nuestras actitudes y nuestra mentalidad. Nos hemos quejado y dicho muchas cosas por años, hoy es tiempo de hacer y creer en un futuro de esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.